«El mensaje derivado de sus conclusiones tiene como principales destinatarios los Estados del sur de Europa: “Es preocupante que los mayores afectados por la caída de la productividad vayan a ser los países que menos pueden permitírselo, como Grecia, España, Portugal e Italia. Países que cuentan con una elevada deuda y escaso margen fiscal para actuar y necesitan que la productividad crezca rápidamente para mejorar su competitividad y hacer caer el desempleo”, estiman los investigadores del FMI.»

Fuente