“Más del 80% de la variación del PIB per cápita entre países se debe a las variables microeconómicas. Tiene sus raíces en la sofisticación de las prácticas de trabajo y las estrategias de las empresas, así como en la calidad del entorno empresarial microeconómico en el que compiten las empresas de un país.” – Michael Porter

La productividad es considerara como una fuente clave para el crecimiento económico y la competitividad y, como tal, es información estadística básica para la evaluación del desempeño de los países. Hay diferentes maneras de medir la productividad y la elección depende del propósito y/o la disponibilidad de datos. (System of National Accounts)

Productividad: salida de un proceso por unidad de entrada.

Productividad Laboral = producción por hora trabajada.

Productividad Total de los Factores = producción por unidad de insumos combinados:

  • Capital
  • Trabajo
  • Energía
  • Materiales
  • Servicios Empresariales
  • Innovación técnica y organizativa

Nota1: la producción se puede contabilizar de diferentes maneras: unidades producidas, importe facturado, etc.

Nota2: es importante diferenciar entre las Horas Trabajadas y las Horas Pagadas.

¿Por qué cambia la productividad?

La productividad aumenta cuando:

La productividad disminuye cuando:

  • menos producción se produce sin disminuir la entrada
  • la misma salida se produce con más entrada

¿Qué afecta la productividad laboral?

Un cambio en la productividad de la mano de obra refleja el cambio en la producción que no se explica por el cambio en las horas trabajadas.

La salida por hora puede aumentar con el tiempo debido a:

  • Avances tecnológicos
  • Mejora de las habilidades de los trabajadores
  • Mejora de las prácticas de gestión
  • Economías de escala en la producción
  • Aumento de la cantidad de insumos no laborales utilizados

¿Cómo se calculan las Horas Trabajadas?

Se entiende por horas trabajadas el número total de horas efectivamente trabajadas por el personal ocupado durante el año.

Estas horas comprenden:

  • Las horas trabajadas, normales y extraordinarias.
  • La duración, en el lugar de trabajo, de tiempos muertos a causa de la falta ocasional de trabajo.
  • El tiempo que corresponde a cortos períodos de descanso en el lugar de trabajo.

Se excluyen de las horas trabajadas:

  • Las horas pagadas pero no trabajadas, como vacaciones anuales pagadas, días festivos pagados, o bajas por enfermedad.
  • Interrupciones para comidas.