En el clima empresarial actual, ofrecer soporte en línea es más importante que nunca. Según una encuesta reciente, solo un 10 % de los clientes prefiere la asistencia telefónica a la asistencia en línea. Pero el 45 % de las empresas que ofrecen autoayuda a sus clientes consiguen un aumento de las visitas de asistencia en línea y una reducción de las consultas telefónicas.

En REGENERING, siempre preguntamos por la resolución de problemas: ¿cuándo fue la última vez que llamó a Microsoft por un problema con Word o Excel, o por WhatsApp para aprender a hacer algo? Pues eso…

Ahora bien, tampoco hay que llegar al extremo de prohibir totalmente la asistencia técnica por teléfono. Hay formas de reducir el volumen de llamadas, pero es de buena imagen corporativa dejar siempre la posibilidad de contactar por teléfono. Forma parte de la accesibilidad y la inclusión a las TIC.

Las ventajas de la asistencia en línea – Ofrecer asistencia en línea tiene muchas ventajas, entre ellas

  • Reducción de costes: Ofrecer asistencia en línea puede ayudar a reducir los costes generales asociados a la asistencia al cliente. Esto se debe a que la asistencia en línea suele ser mucho más barata que la asistencia telefónica.
  • Mayor satisfacción del cliente: Los clientes suelen estar más satisfechos con la asistencia en línea que con la telefónica. Esto se debe a que pueden obtener respuestas a sus preguntas con mayor rapidez y facilidad.
  • Mejora de la fidelidad de los clientes: Los clientes que están satisfechos con el servicio de atención al cliente de su empresa tienen más probabilidades de ser fieles a su marca. El aumento de la fidelidad de los clientes puede conducir a un aumento de las ventas y de los beneficios.
  • Mayor eficacia: La asistencia en línea puede ayudarle a resolver los problemas de los clientes con mayor rapidez y eficacia. Esto se debe a que los clientes a menudo pueden encontrar respuestas a sus propias preguntas sin tener que esperar a que un representante de atención al cliente esté disponible.

Conclusión

Ofrecer asistencia en línea es una parte crucial para hacer negocios en el mundo digital actual. No sólo cuesta menos que la asistencia telefónica tradicional, sino que además permite aumentar la satisfacción y la fidelidad de los clientes. Si aún no ofrece asistencia en línea, ¡es el momento de empezar!