Atributos de la reflexión lógica

Como propietarios de empresas, se nos presentan constantemente problemas que deben ser resueltos. Ya sea una cuestión financiera, una preocupación de personal o un dilema de servicio al cliente, nuestra capacidad para razonar a través de estos desafíos es crucial para nuestro éxito.

Por eso podemos aprender mucho del personaje de ficción de Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes, que está ampliamente considerado como una de las mayores mentes detectivescas de la literatura. He aquí tres de las citas más famosas de Holmes sobre el razonamiento y la resolución de problemas que pueden ayudarnos en nuestra vida empresarial.

«Las cualidades emocionales son antagónicas al razonamiento claro»

Una de las cualidades más importantes para cualquier solucionador de problemas es la objetividad. Tenemos que ser capaces de apartarnos de la situación y verla desapasionadamente para ver todos los hechos y encontrar la mejor solución.

Sin embargo, esto puede ser difícil de hacer cuando el problema nos toca de cerca o nos afecta emocionalmente de alguna manera. Por eso es importante recordar las palabras de Holmes y tratar de dejar nuestras emociones en la puerta cuando nos enfrentamos a un reto difícil.

«Es un error capital teorizar antes de tener hechos. Insensiblemente, uno empieza a retorcer los hechos para que se ajusten a las teorías, en lugar de que las teorías se ajusten a los hechos».

Otro escollo común en la resolución de problemas es sacar conclusiones antes de tener toda la información. Podemos pensar que sabemos cuál es la raíz del problema basándonos en nuestra experiencia pasada o en lo que hemos oído de otros, pero es importante resistir esta tentación y, en su lugar, reunir todos los hechos posibles antes de tomar cualquier decisión.

Una vez que tengamos toda la información relevante, entonces podremos empezar a desarrollar teorías y trabajar para encontrar una solución. Pero si empezamos con nuestras teorías primero, corremos el riesgo de seleccionar solo los hechos que apoyan nuestras nociones preconcebidas mientras ignoramos cualquier cosa que las contradiga.

«Cuando se ha eliminado lo imposible, lo que queda, por improbable que sea, es la verdad» Esta última cita de Holmes nos recuerda que a veces la solución aparentemente más descabellada es en realidad la correcta .

Cuando estamos atascados en un problema, puede ser fácil quedar atrapados en la búsqueda de respuestas que se ajusten a los límites de lo que creemos que es posible. Pero al eliminar esas soluciones que parecen imposibles a primera vista, puede que descubramos que la respuesta estaba justo delante de nosotros todo el tiempo.

Conclusión

Como propietarios de empresas, debemos ser capaces de resolver los problemas con rapidez y eficacia. Siguiendo el ejemplo de Sherlock Holmes y utilizando un razonamiento claro, objetividad y una mente abierta, podemos prepararnos para el éxito.